Lo que leí en invierno (2015)

¡Feliz año nuevo, queridos lectores!

Que este 2015 esté lleno de bendiciones, nuevas experiencias, buena comida y buena literatura.

Fíjense que cada año, mi papá, una muy buena amiga y yo organizamos una pequeña competencia literaria: el que lea más libros gana. Bueno, pues el primer domingo de enero nos juntamos los tres para ver cómo quedamos y hace mucho que no me ganaban con tanta ventaja, mi amiga leyó 49 libros en el 2014.

Retrato del artista adolescente

  Mi edición:  Tapa blanda, publicado el 1 de enero del 2012 por Harper Collins.
Mi edición: Tapa blanda, publicado el 1 de enero del 2012 por Harper Collins.

Joyce debutó en mi lista de lectura con esta novela en la que cuenta de su propia adolescencia a través de su alter-ego ficticio Stephen Dedalus. Si bien la trama no me pareció tan interesante, el estilo y la redacción son excelentes.

Joyce tiene una forma muy particular de plantear sus ideas y de hilar las frases, por lo que vale la pena darse una vuelta por esta obra. Eso sí, no es una lectura ligera y no recomiendo que lean con sueño.

Othello

  Mi edición:  Tapa blanda, publicado el 1 de septiembre del 2011 por Harper Collins.
Mi edición: Tapa blanda, publicado el 1 de septiembre del 2011 por Harper Collins.

Shakespeare volvió a mis manos con un clásico de clásicos que narra la tragedia del moro Othello, su esposa Desdemona y su teniente Cassio a manos del alférez Yago.

Es una obra de teatro corta, pero entretenida, llena de amor, celos e inseguridades. Recomendada a todos los que disfrutan un clásico rápido y bien escrito.

Final del Juego

  Mi edición : Tapa blanda, publicado en julio del 2008 por Punto de Lectura.
Mi edición : Tapa blanda, publicado en julio del 2008 por Punto de Lectura.

Poco antes de Navidad me di una vuelta por la librería y de no ser porque iba con prisa, hubiera comprado toda la bibliografía de mi querido Julio Cortázar. Me resigné a comprar sólo tres libros de relatos cortos. Final del Juego es una colección de 18 relatos originales y totalmente Cortazarianos. Son un poco más oscuros que las historias de Cronopios y de Famas, pero como siempre, me divertí mucho leyéndolos.