Christmas

Mercados navideños: Braunschweig

Hoy les voy a compartir un poco de los mercados navideños a los que fuimos unas amigas y yo el fin de semana pasado. La primera parada fue Braunschweig (pronunciado Braunshvaig).

El mercado está en el centro de la ciudad, muy cerca de un pequeño castillito convertido en centro comercial. Llegamos a las cinco de la tarde, por lo que no había mucha gente.

IMG_2818

La gran ventaja de que oscurezca tan temprano en esta época del año es que uno puede disfrutar de las luces navideñas más tiempo.

IMG_2814

En el mercado navideño uno encuentra de todo: comida, bebida, decoración, regalos e incluso ropa. Todo con motivos navideños, por supuesto. Me recuerdan a esas canciones que enumeran lo que se ve en las calles durante la época navideña.

IMG_2820

En efecto, todo se ve fantástico en el mercado, pero lo que más me gusta es definitivamente el olor. Basta con decirles que no necesitan ver el mercado para saber que está ahí, lo pueden oler desde mucho antes de verlo. Huele a Glühwein, nueces tostadas y a caramelo con canela.

IMG_2815

En Alemania los carruseles de madera, llamados oficialmente Pirámides de Navidad, son de lo más populares. Los venden de todos tamaños, formas y colores. Hace tres años le regalé una a mis papás, mi mamá está particularmente orgullosa de la suya y cada año la saca para ponerla donde todos la puedan ver.

IMG_7895.JPG

Los mercados navideños también tienen sus pirámides, sólo que son ligeramente más grandes. Ya saben, lo suficientemente grandes como para ponerlas en el techo de un puesto o en el centro de la plaza.

IMG_2816

Lo que no puede faltar cuando uno va al mercado es la bebida caliente, y ¡qué variedad de bebidas hay! El ponche puede ser de vino tinto (Glühwein) o de vino de manzana, puede tener arándano o cereza; el ponche de huevo (Eierpunsch) puede llevar naranja, el ponche de frutas puede ser de uva o de manzana, el chocolate caliente puede llevar ron; las bebidas espesas pueden o no llevar crema batida y, si uno siente que no es suficiente, puede cambiarse de puesto para volver a empezar.

IMG_2812

Una amiga pidió ponche de frutas, que resultó ser uno de los mejores que he probado en la vida. La otra pidió Eierpunsch, que tenía muchísima naranja. Yo pedí un Glühwein, mi favorito.

IMG_2824
A %d blogueros les gusta esto: