2020: Creciendo mientras voy

Me encantan las vacaciones de Navidad.

Para mí, es un tiempo para relajarme, reflexionar sobre mi año y evaluar sobre cómo quiero seguir adelante. Normalmente es un tiempo tranquilo, un tiempo para cerrar ciclos y abrir nuevos; es también el tiempo en el que escojo la palabra que va a servir como guía para el nuevo año.

El año pasado escogí “balance”. Lo que en realidad sucedió es que aprendí que lograr un balance es una de las cosas más difíciles que hay, especialmente en tiempos de cambios y tomas de decisiones importantes. El 2019 fue un año particularmente complicado, pero aprendí acerca de mí, de lo que quiero y de hacia dónde quiero ir.

Balance.
Tener balance es mantenerse equilibrada, estable. En el 2019 aprendí a mantenerme equilibrada.

Pero fue un buen año. Terminé todas mis materias de la maestría, mejoré en mi trabajo, visité a mi familia, hice amigas nuevas y me comprometí. Estoy particularmente emocionada y agradecida por esa última.

El 2020 va a ser un año lleno de cambios y cosas nuevas y emocionantes. Se vienen muchos planes y proyectos, muchos pasos grandes por tomar y espero con muchas ganas el poder tomar cada uno de ellos. Es por esto que la palabra que escogí para el 2020 es crecer.

Crecer.
Verbo. Ir en aumento, tomar mayor autoridad, importancia o atrevimiento, mejorar.

Crecer. ¡Qué palabra tan ambigua! Mientras la estaba considerando, me preguntaba a mí misma, ¿qué significa para mi vida? ¿Qué implicaciones tiene?

La ambigüedad puede intimidar. Una nunca sabe el alcance de lo que se está diciendo. ¿Dónde empiezan? ¿Dónde terminan? Y, sin embargo, la ambigüedad lleva consigo libertad.

¿Qué es crecer? ¿quién está creciendo? ¿yo? ¿en qué formas? ¿O acaso mis proyectos, mis  habilidades y competencias, mis metas? Aquí algo que va a crecer en el 2020: Mi vida. Ya no voy a ser solo yo, vamos a ser dos. ¿Qué otra cosa puede crecer? Mi escribir, mi lista de lectura, mis planes, mi carácter, mi seguridad, mi cabello, las plantas en mi ventana.

A diferencia de otros años, en los que escogí sustantivos como balance, propósito o disciplina, este año me decidí por un verbo para enfatizar el proceso, el estado de cambio constante. Estoy creciendo mientras voy, mientras me muevo de un lugar a otro, mientras aprendo nuevas cosas y mientras vivo nuevos momentos.

Entonces, habiendo dicho todo esto, este año espero crecer. Y espero que ustedes crezcan también. De igual forma, espero verlos pronto aquí de nuevo. Que tengan un bendecido y feliz año.

Paola.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s