Confesiones De Una Mala Feminista: Cuando te gusta más la autora que el libro

Confesiones de Una Mala Feminista es una colección de ensayos escritos por la autora y profesora universitaria, Roxane Gay. El título original es Bad Feminist, pero, para mi sorpresa (y la de muchas otras personas que lo compraron) el libro en realidad habla relativamente poco del feminismo y de la lucha feminista. Confesiones De Una Mala Feminista es un poco de todo: ensayos sobre la sociedad, el racismo y la discriminación, libro de memorias y algo parecido a una selección de posts de blog.

La introducción presenta su idea del feminismo y habla de por qué decidió llamar al libro Confesiones De Una Mala Feminista, o, en inglés, simplemente Bad Feminist, pero los ensayos varían y los temas van desde cosas como las películas de Tyler Perry, Crepúsculo y Los Juegos del Hambre, hasta historias personales y aterradoras, de esas que nos recuerdan crudamente la realidad del mundo en el que vivimos, especialmente como mujeres.

Algunos capítulos se leen como conversaciones con la autora. Probablemente esos fueron los que más disfruté. A veces hablaba de cosas ligeras, como su afición al Scrabble competitivo y de su némesis en las competencias. Esas experiencias me hicieron reír y recordar los años en los que todo el tiempo quería jugar Scrabble. Pero otras veces hablaba de cosas pesadas y profundamente dolorosas, cosas que me entristecieron, me hicieron enojar, me incomodaron y sobre todo, me hicieron pensar en la vida y en cómo la vivimos, en lo que aceptamos y las cosas a las que estamos resignadas.

Sin embargo, siento que esos capítulos profundos se perdieron un poco entre las páginas donde el texto parecía un post de blog sobre alguna serie o una película. No que eso sea malo, si a alguien le gusta hablar de series y de películas en posts de blog, es a mí. (He escrito de Star Wars, de Juliet, Naked y de Inesperado, entre otras.) Pero es ahí donde pienso que, tal vez, hubiera sido mejor que se quedaran como posts de blog. Cuando veo un post de una película o serie que me interesa, lo leo. Si es de un programa que no conozco, en general me lo salto. Sus comentarios sobre la serie Girlfriends o las películas de Lifetime Movie Network son el tipo de post de blog que tal vez leería de manera superficial y rápida, como un vuelo de pájaro. Los temas son importantes, pues habla de la representación en las series como Girls, la serie de HBO de Lena Dunham o del rol que juegan las mujeres en las producciones de Tyler Perry. Pero yo tengo dos problemas: no me interesa ver nada que haga Lena Dunham y nunca he visto una película de Tyler Perry. Si Confesiones De Una Mala Feminista fuera un blog, lo seguiría en todas las redes sociales, pero probablemente me brincaría esos posts simplemente porque no conozco esos programas.

Otro ejemplo son sus comentarios sobre películas como Crepúsculo y Los Juegos del Hambre, los cuales, tal vez estaban frescos en el 2013, cuando salió el libro de Gay, pero hoy en día no tienen nada que no hayamos escuchado o leído ya en los más de diez años que tienen ambas sagas en el mercado. Las críticas y las alabanzas son las mismas de aquel entonces y, si vamos a retomar los libros, tal vez deberíamos abordarlos desde puntos de vista distintos.

Roxane Gay es una mujer inteligente y destacada, siempre tiene un punto o algo interesante que comentar, y en general, me gusta saber sus opiniones. Supongo que es por eso que, cuando pienso en este libro, pienso que me gustó bastante (tanto así, que lo puse en mi lista de libros favoritos del 2019), pero la realidad es que no lo disfruté tanto como hubiera querido. Tal vez porque yo no soy parte del grupo al que está dirigido, tal vez porque el título me hizo pensar que sería un poco diferente. Sin embargo, es una lectura que me dio mucho en qué pensar y me enseñó cosas nuevas.

Definitivamente recomiendo a Roxane Gay y sus tan atinados comentarios sobre el movimiento feminista:

¿Cómo conciliar las imperfecciones del feminismo con todo el bien que puede hacer? En verdad, el feminismo tiene sus fallas porque es un movimiento impulsado por personas y las personas son intrínsecamente imperfectas. Sea por la razón que sea, lo juzgamos con una vara de medir poco razonable, que le exige ser todo lo que queremos y tomar siempre la mejor decisión. Cuando el feminismo no cumple nuestras expectativas, sacamos la conclusión de que el problema es del feminismo en sí y no de las personas imperfectas que actúan en su nombre.

2 comentarios en “Confesiones De Una Mala Feminista: Cuando te gusta más la autora que el libro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s