Hablando de planes para este año

Si algo me ha quedado absolutamente claro estos últimos dos años es que las cosas de verdad no salen como las planeábamos. Ya sé que todo mundo lo dice, a estas alturas del partido es una frase tan común que cansa, pero es algo que yo no había vivido de forma tan abrumadora. Resultó ser cierta. Especialmente en los tiempos del covid. Especialmente el plan ya no está.

A dos años del inicio de la pandemia, he tenido que aceptar el hecho de que me salí totalmente de balance. El 2021 seguía andando y la vida seguía, pero se sentía tan lenta y llena de obstáculos y procesos que no avanzaban. Yo ya no tenía la motivación de hacer lo que disfrutaba hacer y me empecé a sentir muy estancada. Hubo tantas cosas que estaban totalmente fuera de mi control que comencé a vivir en un perpetuo estado de estrés y en algún momento solo me dejé llevar por la corriente. Como camarón dormido. La palabra que había escogido para el 2021 había sido «avanza», pero más bien me sentía como caminando en reversa. No fue sino hacia el fin de año que las cosas empezaron a andar y comencé a sentir cómo mis alrededores se movían de nuevo, y así llegaron los grandes cambios que había estado esperando.

Ahora, seguimos en pandemia, yo sigo haciendo todo desde casa, pero en un lugar nuevo en una ciudad nueva y, una vez más, me siento motivada. Los tiempos están cambiando un poco y estoy dispuesta a moverme con más dirección. La neblina se está despejando y puedo ver que, a pesar de que todo fue muy lento y tedioso, casi siempre hubo un avance el año pasado. Ahora es mi momento de retomar el control de lo que había soltado.

Este año, lo que necesito para seguir avanzando es constancia. Seguir levantándome a hacer las cosas, seguir con todo lo que llevo ya caminado. Siempre tengo planes y metas para el año, pero lo que realmente hace la diferencia es la constancia. Así que esa es mi palabra para el 2022. La escogí estando de pie en la cocina, tomando café y pensando sobre lo que quiero hacer este año en mi vida personal, mi vida creativa y mi vida laboral/académica.

Así que, un par de horas antes de que se termine el primer mes del año, quiero compartir algunas de mis metas, planes e intenciones. Una meta siempre debería ser realista y alcanzable, debería tener algunos pasos concretos y debería requerir algo de esfuerzo. Debería requerir constancia. Así que aquí va…

En lo personal

Quiero comer más saludable. Una porción de verdura extra al día (ya como verduras diarias), una porción de fruta todas las mañanas, una cena ligera todas las noches y, al menos, un litro y medio de agua al día.

Quiero leer más. Así que voy a leer una hora al día sin importar cómo la divida. Tal vez lea 60 minutos de corrido, tal vez 30 minutos en la tarde y 30 minutos en la noche, lo que sea que me acomode ese día. A veces no se puede, pero está bien así. Voy a tratar de leer al menos dos libros al mes.

Necesito moverme más. El doctor dijo que de 30 a 60 minutos diarios es suficiente. Solo necesita ser una actividad con suficiente movimiento, como salir a caminar.

En lo creativo

Quiero escribir más en el blog. Como mínimo dos veces al mes, de preferencia cada quince días para tener un ritmo constante. Quiero compartir más de mis pensamientos, escribir de lo que leo y veo. Y quiero asignarle un tiempo específico durante la semana a escribir y preparar blog posts.

Quiero hacer un video al mes. Una vez al mes, quiero subir un video a YouTube, esta vez sin saltarme ningún mes. He estado planeando mi contenido un poco más para este año y, al igual que con el blog, quiero dedicar un tiempo específico cada semana a preparar los videos.

En lo académico

Necesito terminar la tesis. Esta meta está más fácil porque tengo fecha de entrega exacta y no puedo estar deshojando la margarita.

Quiero buscar programas de doctorado. Este mes tomé decisiones sobre lo que quiero hacer en el futuro y esas decisiones incluyen un doctorado. Debería tener ideas y planes más concretos al momento de entregar mi tesis, lo cual me da un poco menos de seis meses, pero es tiempo suficiente para realmente comenzar a planear ese siguiente paso.

Lo más importante es que quiero ser constante. Aun cuando no tenga ganas, quiero seguir comiendo la fruta, seguir leyendo los libros, seguir buscando programas.

Y también voy a seguir tomando café.

Publicado por Paola NV

Leo, enseño, escribo y hago videos | Political Science & Philology | Mat. 5:6

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: