Books of November (2013)

Death in Pont Aven

The first one was “Bretonische Verhältnisse” (“Death in Pont Aven”), by Jean-Luc Bannalec (pseudonym for German author Jörg Bong). It’s an entertaining thriller recommended for everyone who enjoys stories about detectives, murders, a lot of coffee and a touch of humor.

This is a very popular book here in Germany, I actually bought it at the train station while waiting for my bus to go home. I had already seen it in other libraries and decided to give it a shot.

Police commissioner Dupin, “an idiosyncratic penguin lover and Parisian-born caffeine junkie” (Amazon’s description), lives in the French Brittany. One morning, hotel manager Pierre-Louis Pennec is found murdered at the Central Hotel. Dupin is in charge of the investigation but after a break-in and another death, he finds himself wandering the lies, secrets and lives of Pont Aven’s villagers.

It was an entertaining book with a good plot but it didn’t really capture me as a reader.

The Fault in our Stars

My edition: Paperback, published in 2013 by Penguin.

“The Fault in our Stars”, by John Green came to my attention because of a good friend of mine.

One of Green’s most beloved novels, it tells the story of 16-year-old Hazel Grace, a smart, cynical girl, who suffers from terminal lung cancer. When her mother decides she is depressed, she is immediately sent to a support group, where she meets the handsome, charming, smarty-pants, Augustus Waters. As expected, they fall in love, as they struggle to overcome the burden that is being aware that any breath could be their last.

It is a rather simple book, witty and well written, yet extremely cheesy at some point and borders on the implausibility. It is not a book about cancer, but about young people, eager to outlive their situation.

Looking for Alaska

My edition: Paperback, published in 2006 by Speak.

John Green is also the author of the third and final book of the month: “Looking for Alaska”.

Miles is a teenage boy who, in an attempt to have a change of air, moves to attend a boarding school in Alabama. There he meets “The Colonel” and Alaska Young, two friends who pull him into their crazy world (especially Alaska’s). Naturally, Miles begins to fall for the unstable, impulsive and self-destructive Alaska, but she won’t let him in since she’s too busy trying to “find her way out of her labyrinth”. As they live day by day, try to discover who they are and plan pranks on their schoolmates, they suddenly face an unexpected turn of events that will change their lives forever.

It was a quick book, full of youth and experiences. Although I felt the first part (“Before”) a little slow, the “After” improves, went faster and ended pretty well.

Libros de Noviembre (2013)

El misterio de Pont Aven

El Misterio de Pont Aven (Bretonische Verhältnisse), de Jean-Luc Bannalec (seudónimo del autor alemán Jörg Bong), es una novela policiaca muy popular en Alemania. Lo compré por casualidad en la estación del tren, mientras esperaba a que diera la hora a la que yo me iba.

El comisario Dupin, “un parisino, idiosincrático, amante de los pingüinos, adicto a la cafeína” (descripción de Amazon), vive en Concarneu, en la Bretaña Francesa desde hace un par de años. Un buen día de julio Pierre Louis Pennec, el anciano dueño del hotel Central, en el pueblo Pont-Aven, es encontrado apuñalado. Dupin es el encargado de la investigación, pero después de un robo y una segunda muerte, se encuentra envuelto entre las mentiras, apariencias y secretos de los habitantes del lugar.

Un libro entretenido con una trama buena, pero que no logró capturarme por completo.

Bajo la misma estrella

“Bajo la misma estrella”, de John Green, fue una recomendación de una muy buena amiga mía. Una de las novelas más recomendadas y queridas de Green, habla del amor, el desamor, la vida, la muerte y la certeza de todo se termina. Hazel Grace es una joven de 16 años que sufre de cáncer. En un grupo de apoyo para jóvenes con cáncer (al que asiste por obligación) conoce a Augustus Waters, un joven con una personalidad diferente y encantadora. Ambos personajes son simpáticos, sarcásticos, inteligentes y viajan en el mismo tren de la salud.

La lectura es bastante simple, me reí bastante y -tal vez- lloré un poco, pero después de la mitad, siento que se le cayó un poco la historia, algunas partes se sintieron un tanto inverosímiles y la cursilería de ciertas páginas me empalagó rápidamente, en pocas palabras. Aun así, disfruté leerlo.

Ojo: No es un libro sobre cáncer, es un libro sobre jóvenes con cáncer.

Buscando a Alaska

Buscando a Alaska narra la historia de Miles, un muchacho que decide cambiar de aires y se va a vivir a un internado, lejos de casa. Ahí conoce al Coronel y a Alaska, dos amigos que lo lanzan a la vida. Por supuesto, Miles no tarda en enamorarse de Alaska, pero ella no es una niña normal, es autodestructiva, impulsiva y espontánea. Viven las aventuras de la juventud lejos de casa, la libertad de no tener padres cerca, pero también experimentan un giro de la vida, que los cambiará para siempre.

Buscando a Alaska es ligero y entretenido. La primera parte la sentí lentona, como que no estaba avanzando demasiado. La segunda ya agarró un mejor ritmo y cerró bastante bien. Los personajes son divertidos (aunque Alaska no me encantó), tienen sus personalidades y particularidades


¿Ustedes qué han leído? ¿Qué recomiendan este mes?

Books of October (2013)

October is almost over and it’s time to comment on the books I read this month. I want to start this “Book of the Month” thing and try to share with you my reading experiences. Who knows? Maybe you’ll find something interesting. This time I read three books – well, technically speaking I finished one and read two more.

Twenty Thousand Leagues under the Sea

The first one is ‘Twenty Thousand Leagues under the Sea’, by Jules Verne.

It’s a science fiction classic and everyone should read it. Especially those who enjoy adventures. I must say, Verne is a showoff; he knows what he’s talking about and doesn’t mind explaining to you every single detail involving the submarine, the marine species or his characters’ knowledge.

Nevertheless, I highly recommend it. It was a good read, full of adventures, intense characters and crazy situations. Also, I totally fell in love with Captain Nemo.

The Garden of Last Days

‘The Garden of Last Days’, written by Andre Dubus III, follows four days in a bunch of people’s lives a few weeks before the September 11 attacks.

It’s longer than 500 pages (the first ones containing nothing but positive comments), and I didn’t like it. I heard it was “the novel of the year”, but I felt there were too many clichés and it eventually became very predictable.

But who knows? Maybe you’ll like it, if you give it a try.

Santa Evita

This month’s best book is definitely ‘Santa Evita’, by Tomás Eloy Martínez. This novel is more an investigation, than a tale. It follows the death and the embalmed corpse of Eva Perón, Argentina’s first lady, who died from cancer in 1952. I must admit, the first pages where not so thrilling, but as the investigation progressed I started to fall deeper and deeper into the mystery and tragedies that occurred to everyone who had something to do with her corpse.

Martínez starts skeptic when it comes to the superstitions surrounding Evita and ignores the many warnings he receives while digging for facts and stories. He struggles to understand Argentina’s feelings towards “That Woman”, since these feelings are whether intense, devoted love for the first lady, or burning hatred, nothing in between, nothing neutral. Still, Martinez starts experiencing the many odds that Eva’s wandering cadaver had to face, he listens to the creepy stories that revolve around it, and he finds himself trapped in the strange, twisted world of Eva Perón.

From wax copies and an embalmer almost in love with his masterpiece, to dead civilians and insane soldiers, to a small group of people possessed by the enigmatic beauty of a doll who has been dead for over three years, to a writer who needs to write her or else he won’t be able to breathe, and a reader who hasn’t been able to move on to a new book, because Evita won’t let her.

It’s a novel with its ups and downs, but believe me, from the half to the end, you won’t be able to stop reading. “Where fiction ends and fact begins is one of the intriguing puzzles of this perverse and enigmatic but highly readable ‘novel’ about the afterlife of Eva Perón” (Publishers Weekly).

I really recommend it, and if you decide to read it, I do hope you enjoy it as much as I did. It certainly is a clear example of how reality can be way creepier than fiction.

Libros de Octubre 2013

Buenas noches, mis queridos y desocupados lectores,

¿Cómo están? Octubre está llegando a su fin. Aquí cada día oscurece más temprano, hace semanas que las hojas de los árboles dejaron de ser verdes y ahora decoran las mojadas calles del pueblo (y las suelas de mis zapatos).

Esta entrada está dedicada a los libros que leí este mes, que, si bien no fueron muchos, son suficientes como para hacer un post un poco largo (así que prepárense). No, no se preocupen, no voy a darles la sinopsis y reseña de todos, más bien ocuparé uno o dos párrafos para darle espacio a lo que realmente me interesa comentar.

Veinte mil leguas de viaje submarino

Este mes terminé de leer Veinte mil leguas de viaje submarino, de Julio Verne. Lo comencé en agosto, pero entre la temporada de chiles en nogada en México y un examen que tuve que escribir la semana pasada, estuve un poco distraída de mi lectura.

Es un clásico literario, lleno de aventuras, imaginación y situaciones absolutamente fantásticas. Eso sí, Julio Verne es un sabelotodo y tiene muchas ganas de los lectores lo sepamos. Es increíble la cantidad de detalles que da con respecto a la construcción del submarino, las especies subacuáticas y el conocimiento de sus personajes. ¡Si tienen mucho tiempo libre y les da por armar su propio submarino, ahí están las instrucciones completitas!

Me gustó bastante (con todo y que es muy técnico) y me enamoré del Capitán Nemo. Recomendado para todos los amantes de los clásicos y la ciencia ficción.

The Garden of Last Days

El segundo libro fue “The Garden of Last Days” de Andre Dubus III.

Este relata la vida de diferentes personas antes del 11 de septiembre del 2001. A pesar de tener elogios y comentarios positivos en la portada, contra-portada y las primeras cinco páginas, no me gustó nada.

Lo sentí lento, tedioso, lleno de clichés y estereotipos innecesarios. Quien tenga ganas de leer un jueves, viernes, sábado, domingo y lunes de la vida de cuatro o cinco personas en poco más de 500 páginas es libre de comprarlo.

Santa Evita

El mejor libro del mes es definitivamente “Santa Evita”, de Tomás Eloy Martínez.

Una novela que me dejó atrapada dentro del mundo de la Argentina peronista y los extraños (por no decir tenebrosos) sucesos que rodean la muerte y preservación del cadáver de Eva Perón. Debo confesar que las primeras páginas no me tenían convencida, pero al autor (quien es también el narrador) tampoco, pues cuenta la investigación exhaustiva del mito que se volvió Evita después de morir.

“El personaje central de esta novela es el cuerpo. Un cuerpo que, con la muerte, cobra una sonoridad sin par y redefine en forma única a la mujer que lo habitaba.”

Martínez comienza escéptico, distanciado e incrédulo con respecto a la obsesión del pueblo argentino con “Esa Mujer” (tanto los que la amaban y santificaban, como los que la odiaban a muerte).

A pesar de las muchas advertencias que recibe – “Si va a contar esta historia, debería tener cuidado. Apenas empiece a contarla, usted tampoco tendrá salvación.” -, se empeña en contar qué fue de Eva Perón cuando la embalsamaron: a dónde la llevaron, el por qué la odiaban tanto (incluso más) después de muerta. Decide que no va a formar parte de las supersticiones que rodean al cuerpo, pero conforme va avanzando la investigación, uno siente cómo el autor se va apasionado con el caso, cómo se pierde en Eva… y antes de darse cuenta, el lector ya también está completamente envuelto y perdido en lo mismo.

Desde copias de cera, un embalsamador prácticamente enamorado de su obra maestra, a civiles muertos, soldados enloquecidos, a un grupo de personas cada vez más poseídos por la belleza de una muñeca de piel brillante que lleva más de tres años muerta. Un escritor que afirma sentir que se asfixia si no la escribe y una lectora que no ha podido comenzar otro libro porque Evita no se lo permite.

Es una novela más bien informativa, con sus altas y sus bajas, sus lentas y sus largas, pero que en la segunda mitad me atrapó tanto, que no me queda más que recomendarla ampliamente, esperando que la disfruten tanto como yo. Un claro ejemplo de que la realidad puede ser mucho más oscura y enfermiza que cualquier obra de ficción.

Ken Follett: Buenos libros, malas secuelas

La caída de los gigantes (The Century, #1)


El libro narra el primer cuarto del siglo XX. Cada una de las situaciones está contada desde un punto de vista diferente, pues tiene más de un protagonista.

Follett tiene una buena variedad de personajes y logra plasmar en el papel los eventos más importantes, como la Primera Guerra, la Revolución Rusa o la lucha por los derechos de la mujer de manera convincente y entretenida. No es un documental, es una historia bien contada acerca de un grupo de individuos de distintas partes del mundo y de cómo la historia afectó sus vidas.

Todos los personajes se conectan en algún punto de su vida y Follett los mezcla sutilmente con personajes reales, como el rey George V, el presidente Woodrow Wilson, y Winston Churchill, entre otros.

Disfruté bastante este libro y se lo recomiendo a aquellos a quienes les gusta la novela histórica y aquellos que tengan ganas de estar entretenidos un largo rato, ya que son poco más de mil páginas.

El invierno del mundo (The Century, #2)

El invierno del mundo, o como yo le digo, La decepción inesperada, es la segunda parte de la Trilogía El Siglo.

Esta vez, los hijos de los protagonistas de La caída… son los personajes principales, quienes deben hallar la manera de sobrevivir durante la Segunda Guerra Mundial.

La fórmula es la misma: un puñado de personajes repartidos en distintos países que viven los trágicos eventos de la guerra y hacen lo posible por dejar su granito de arena.

Uno pensaría que un evento tan grande como la Segunda Guerra Mundial tiene suficientes problemas para llenar un libro de más de mil páginas sin tener que forzar la trama. Bueno, uno se puede equivocar.

Esta vez, la guerra, los derechos de la mujer, la discriminación racial y los juegos políticos nos fueron suficientes para el autor, quien decidió agregarle lo que no le faltaba: problemas amorosos. Un triángulo amoroso, un amor prohibido por diferencias raciales, un amor prohibido por diferencias de ideología, un amor difícil por malentendidos, un amor trágico por la muerte de un personaje, podría seguir con la lista. En fin, se siente como un buffet de problemas amorosos creados por Nicholas Sparks.

Además, por alguna razón desconocida, el autor decidió que sería buena idea matar un personaje aproximadamente cada cien páginas. Comenzó a “moverlos” a lugares a los que no tenía mucho sentido que fueran, para darles algo que hacer y matarlos al final. Pareciera que los tuvo que mandar a “buscar” la acción, a pesar de tenerlos en zonas clave como Berlín, Washington DC, Moscú y Londres. Para la tercera vez que movió a un grupo de lugar por ninguna razón aparente, yo ya sabía quién se iba a morir y cómo.

Supongo que nada le da sabor a una novela como múltiples encuentros sexuales clandestinos y un montón de muertes aleatorias.

Definitivamente no le llegó al primer libro.

El umbral de la eternidad (The Century, #3)

De este libro, sólo leí la vista previa de Amazon de cuatro capítulos. Empieza parecido a los otros dos, pero esta vez presenta un triángulo amoroso casi a las diez páginas. Fingiendo que tolero los triángulos amorosos, decidí continuar leyendo, y, aunque no estaba aburrida, sentí que ya lo había leído todo antes.

No puedo comentarles mucho acerca de algo que no he leído completo, pero puedo contarles de las muchas reseñas que leí. Casi todas comentan los mismos puntos:

  1. El libro tiene un buen comienzo, con buenos personajes con ideas por defender y familias que mantener. No dura mucho.
  2. La opinión política personal de Follett es tan obvia, que parece propaganda.
  3. Muchos de los personajes del libro anterior pasan a segundo plano y los que quedan no tienen la profundidad de los de los libros anteriores y se sienten como caricaturas.
  4. Hay un exceso de escenas de sexo que se sienten más bien torpes e innecesarias. No aportan nada a la trama. Todos los personajes, todos, cometen adulterio en algún momento.
  5. Se siente como que lo escribió otra persona.

En fin. Sucede que a veces uno escribe buenos libros pero malas secuelas.

Nichos de Felicidad

Hoy recordé una conversación que tuve alguna vez con una compañera de la escuela y lo comenté con mi mamá.

Hace algunos meses estaba yo sentada en Starbucks platicando con una compañera. Tocamos el tema de la felicidad y ella me dijo que no creía en la felicidad, pues siempre había algún problema (aunque sea chiquito) que nos impedía ser felices. Por supuesto no estuve de acuerdo, pero no supe como describir mi razón de ser feliz.

Hoy que le platiqué a mi mamá, dijo algo que se me hizo bastante acertado: “No estoy de acuerdo con ella porque todos tenemos nichos de felicidad.”

Un nicho de felicidad es un “lugar” dentro de nosotros donde está lo que nos hace felices. Puede ser una casa nueva, un coche, la familia, un hobby, los amigos, una relación, una meta alcanzada, un buen resultado, etc. Tenemos cosas que nos ayudan a ser felices, pues son pequeños “nichos” que a veces logramos llenar.

Cuando logramos llenar uno de esos nichos, nuestra felicidad aumenta, pues son cosas que nos mantienen en paz y, no importa que tan grande sea el problema, uno de nuestros nichos, está lleno y eso es bueno. El día en que nos sentimos mal, tenemos problemas, las cosas no salen como esperábamos, recurrimos a nuestros nichos de felicidad y ahí está la clave.

Lo que debemos hacer es identificar esos nichos. ¿Qué es eso que nos hace felices? En mi caso es el bienestar de mi familia, disfrutar una buena comida, escuchar buena música, hacer música, estar en paz con los que me rodean, etc. Pueden ser cosas pequeñas, pueden ser grandes; lo importante es saber cuáles son y recurrir a ellas constantemente.

Debo aclarar que una buena parte de nuestra felicidad se debe a que disfrutamos lo que tenemos, sin envidiar lo del vecino y tratar de aplastar al otro con tal de salir adelante. Ahí también hay un nicho de felicidad: pequeños detalles de la vida que disfrutamos día a día.

Bueno, supongo que ya fue todo.
Bonita semana.

Paola.